Institución Educativa de Nivel superior - DGEGP A-1389|info@psicologiasocial.com.ar

Proyeccion social de las metodologías grupales

///Proyeccion social de las metodologías grupales

Por la Dra. Gladys Adamson

PROYECCION SOCIAL DE LAS METODOLOGÍAS GRUPALES

Grupo Operativo: una respuesta a problemáticas socio-psicológicas

Dra. Gladys Adamson

El modelo natural de la técnica de los Grupos Operativos no es el ejército (que S. Freud tomó para analizar los fenómenos de masas) sino el Grupo Comando. E. Pichon Rivière, creador de esa Técnica grupal así lo asevera. En él no hay un líder sino que el liderazgo lo ocupa el objetivo, la tarea. Los roles deben complementarse y ser intercambiables porque si hay un cambio (en el grupo comando, muerte o prisión) se debe poder cumplimentar la tarea del compañero faltante. O sea, es una estructura muy estricta en relación al objetivo pero con mucha posibilidad de cambio y ajustes en función de las situaciones que enfrenta. No es un grupo centrado en el individuo pero tampoco está centrado en el grupo. Su creador lo define como grupo centrado en la tarea.

E. Pichon Rivière define al grupo como Conjunto restringido de personas ligadas entre sí por constantes de tiempo y espacio y articuladas por su mutua representación interna, que se plantea explicita e implícitamente una tarea que constituye su finalidad. Y al Grupo Operativo como: Técnica que se caracteriza por estar centrada en forma explícita en una tarea que puede ser el aprendizaje, (…) el diagnóstico de las dificultades de una organización laboral, la creación publicitaria etc. Bajo esta tarea explícita subyace otra implícita, que apunta a la ruptura, através del esclarecimiento, de las pautas estereotipadas que dificultan el aprendizaje y la comunicación significando un obstáculo frente a toda situación de progreso o cambio

[1].

El Grupo Operativo es el dispositivo donde emergen con mayor nitidez los rasgos que caracterizan al vínculo humano y donde el sujeto del vínculo, se escenifica. El sujeto de la estructura grupal es un sujeto-social. Su Esquema Referencial, su modo de pensar, sentir y hacer, su cosmovisión es producto de una compleja historia de tramas vinculares. Cada sujeto del grupo es portavoz y emisario de esa complejidad.

En el Grupo Operativo interactúan sujetos que están descentrados de sí, en un intercambio comunicativo que -si están motivados para ello- progresivamente irán ganando compromiso subjetivo, lo que afectaráel Esquema Referencialy a la trama vincular que desarrollen en conjunto direccionadas al objetivo grupal. En las intervenciones de cada integrante se involucran consciente o inconscientemente sus modelos cognitivos, afectivos y de acción. Para E. Pichon Rivière en toda situación de aprendizaje es preciso abandonar la manera habitual de ver el mundo o la realidad y la nueva información, a su vez, promueve un cambio.

La estructura vincular se muestra así de naturaleza triangular: dos sujetos articulados por un tercero estructurante de la relación (Tarea) y que constituye aquello que los motiva, los motoriza al encuentro o a permanecer vinculados. El grupo se presenta como una estructura-estructurando o gestalt-gestaltung, con momentos de procesos cohesionantes y otros dispersantes.

La homogeneidad en la tarea produce una heterogeneidad adquirida, según E. Pichon Rivière[2]. Cuanta más homogeneidad hay en la tarea más se perfila el estilo peculiar en cada integrante que piensa y colabora en esa producción colectiva de saber. Es aquí donde emerge la condición de singularidad que debe ser inalienable en el Grupo operativo para preservar el motor y la riqueza del grupo: la contradicción individuo-grupo.

Esta Técnica, que pertenece a una metodología dialéctica, es una propuesta no disciplinaria: depone el dominio desde el rol del Coordinador y promueve el saber existente en el grupo en función de un objetivo común. Es una propuesta sumamente operativa para intervenir en contextos grupales de temáticas variadas, en organizaciones (ONGs. o empresas) y en la comunidad. Es un dispositivo que promueve la organización de colectivos, en función de un objetivo común pero que no descuida la singularidad ya que también desde ésta se construye el colectivo social y la organización que resulte más operativa a la diversidad de voluntades. Promueve una lógica democrática, recupera la dignidad de la palabra singular y de la diversidad de saberes e historias, sea cual fuere la posición social que se ocupa y el capital económico o simbólico que se posea. El valor en el Grupo Operativo no está dado en términos de una lógica de competencia sino en términos del aporte a la Tarea y éste se hace desde cualquier lugar y desde cualquier experiencia. Las diferencias en el grupo son su potencia ya que aportan riqueza heterogénea al objetivo grupal (el grupo es entendido como una articulación de verticalidades singulares en una horizontalidad grupal).

Es un dispositivo que -en el trabajo comunitario- promueve la reinserción de los excluidos sociales. Crea espacios micro sociales de tejido social (tramas vinculares anudadas por identificación a un objetivo común) que renueva un contrato social democrático, de transparencia (de la palabra y la acción), de sostén de diferencias, del otro como partenaire, como apoyo a la capacidad de desarrollo subjetivo y solidario en relación a un objetivo común.

Síntesis:

En la teoría de E. Pichon Rivière -denominada ECRO (Esquema Conceptual, Referencial y Operativo)- encontramos una concepción de lo social como estructura objetiva externa (la moderna sociedad industrial) y que tiene como correlato una estructura subjetiva a la que denomina Esquema Referencial y que contiene los modelos de pensar, sentir y hacer que, de manera peculiar o singular, el sujeto ha hecho suyos pero que devienen de la estructura social. Describe a la sociedad en constante cambio y modificación de normas, reglas y representaciones colectivas.

En relación a los cambios sociales, éstos, sumen al individuo en una crisis pues constituyen permanentes desafíos a su Esquema Referencial, que no siempre puede responder adaptándose activamente a la realidad. El individuo se percibe desinstrumentado, ineficaz y se siente invadido por temores e incertidumbres respecto de su futuro. Esta crisis no constituye ninguna patología; nuestro autor la considera vital en el sentido de que forma parte del largo aprendizaje de la realidad social que debe emprender todo individuo. Sólo puede volverse patológica si se interioriza, si el sujeto pierde progresivamente sus vínculos externos, queda aislado y a merced de sus fantasmas y temores.

Por ello, propone la instauración de un dispositivo grupal, el Grupo Operativo, en cualquier institución u organización social donde sea posible insertar al sujeto y en el cual éste reencuentre un objetivo que le dé nuevamente un sentido a su vida. Éste debe ser un objetivo que lo convoque, frente al cual se sienta motivado, interesado. Puede ser: integrar un grupo de desocupados, un Taller multifamiliar que buscan mejorar la educación de sus hijos, obtener una mejor alimentación para su familia, conseguir desburocratizar una organización, capacitarse para un empleo mejor, lograr que el anciano no se aísle y deprima, gestionar mejoras para el barrio etc.

El objetivo del Grupo Operativo, consiste entonces en lograr una estructura grupal que promueva no sólo la integración vincular sino también el desarrollo de una tarea, una praxis, un trabajo creador que tenga efectos en el mundo social y en el desarrollo personal de los integrantes del grupo. Esta tarea no se implementará siguiendo modelos universales o normas impuestas desde el exterior sino de acuerdo al estilo propio de cada grupo, con sus tiempos, con los acuerdos permanentes o temporarios que alcance. El Grupo Operativo logra así una rearticulación del individuo alienado o anómico en una red vincular o de lazos sociales, donde puede realizar una tarea creativa en la que se sentirá involucrado y que potenciará su adaptación activa a la realidad.

Este proceso no está pensado por E. Pichon Rivière como una terapia sino como promoción de salud, que él identifica con el hecho de potenciar la calidad de las relaciones humanas (vínculos) y la calidad de vida en cualquiera de los ámbitos (grupales, institucionales, comunitarios, sociales) apuntando a una transformación social que a su vez modificará, en su proceso, al sujeto. Esta transformación social la plantea en términos microsociales ya que sus contextos de realización son los grupos, las organizaciones sociales y las comunidades.

Límites en la implementación de la Técnica de Grupo Operativo

La respuesta que propone E. Pichon Rivière a las problemáticas de la Modernidad (anomia, alienación, fragmentación de los roles sociales y del esquema referencial subjetivo) tiene sus limitaciones ya que su implementación requiere ciertas condiciones del contexto. Los cambios vinculares y subjetivos que esta técnica promueve pertenecen al orden de: la autonomía, tanto individual como grupal, el desarrollo de ideas y propuestas creativas e innovadoras, la búsqueda del encuentro con el otro y el logro de producciones sociales, la valoración de las diferencias y los valores democráticos tales como el bienestar común, las lógicas y dinámicas horizontales, la flexibilidad, la innovación, etc.

Pero cuando estos cambios comienzan a manifestarse no sólo verbalmente sino también en las prácticas sociales cotidianas, generan conflictos en instituciones rígidas, con líderes muy autoritarios o que pueden sentir amenazado su rol por el incremento de la autonomía y el poder grupal. No en vano en la última dictadura se prohibieron las prácticas grupales y comunitarias.

Citaré algunos ejemplos de conflictos desencadenados por la implementación de la Técnica de Grupo Operativo:

  1. En una Sociedad de Fomento del Barrio La Esperanza (Partido de Quilmes), donde comenzó a ponerse en práctica el Programa de Apoyo a Grupos Vulnerables , financiado por el Banco Mundial. Se formó un grupo de jóvenes y otro de mujeres, con tareas de prevención en adicciones, violencia y embarazo precoz; también se organizaron Talleres de Orientación Profesional para los jóvenes, coordinados por Psicólogos Sociales formados con la técnica de Grupo Operativo. A poco de comenzar, surgieron conflictos con el líder de la Sociedad de Fomento, un “puntero político” que intentaba manipular a los integrantes del grupo; su intención era hacerlos participar en actos partidarios de la fracción política a la que pertenecía; también pretendía apropiarse de las donaciones obtenidas (camisetas y botines para jugar al fútbol, comestibles destinados a meriendas y jornadas planificadas) para distribuirlas según sus preferencias o su estrategia clientelista. Finalmente el Programa debió llevarse a cabo en un “lugar neutro” como la Escuela del Barrio.
  1. En un colegio primario de elite cuyo prestigio estaba sustentado en la pertenencia a la clase media alta y que promovía en sus alumnos el desarrollo de habilidades basadas en la competencia. Cuando los niños comenzaron a explicitar los costos afectivos de la sobre exigencia de la maestra y de la rebeldía ante los requerimientos formales en conductas cotidianas, la Directora interrumpió la experiencia, dándola por terminada.
  1. En un Curso de Capacitación al Equipo Técnico (que operaban con jóvenes en un Reformatorio) estos, habían desarrollado hábitos de reclamo permanente al Estado y no tenían ningún interés en desplegar estrategias más autónomas y creativas como Equipo.

La Técnica de Grupo Operativo despliega toda su potencia cuando el grupo o el equipo quieren y pueden desarrollar su autonomía, su praxis creativa, la transformación del proyecto común en una práctica y logro efectivo, el crecimiento personal y del proyecto conjunto. Hay experiencias exitosas implementadas en colegios secundarios estatales, en Centros de Jubilados, en escuelas de fútbol, en equipos de altos rendimientos tecnológicos, en empresas que valoran la participación creativa de sus empleados, en trabajos comunitarios en barrios marginales, en tareas de Formación de Equipos (Team building), etc.

Me pareció importante incluir estas reflexiones ya que si bien considero de mucho valor la Técnica grupal propuesta por E. Pichon Rivière, sé que tampoco es la panacea universal. Es un dispositivo sumamente operativo para los fines que se propone pero que también encuentra sus limitaciones frente a situaciones como las expuestas.


[1]Pichon Rivière, E: (1997) El proceso grupal. Buenos Aires, Nueva Visión, pág. 152

[2]Pichon Rivière, E: (1997) El proceso grupal. Buenos Aires. Nueva Visión, pág. 118.

2018-09-11T14:19:03+00:00 Gladys Adamson|