Institución Educativa de Nivel superior - DGEGP A-1389|info@psicologiasocial.com.ar

G-20: Una cumbre en la que las mujeres quedamos en la base

//G-20: Una cumbre en la que las mujeres quedamos en la base

El mundo se presenta cada día, como un entorno más crítico, turbulento, complejo y cambiante. En este marco, los jefes de Estado de las principales potencias, se reunieron a pensarlo en la cumbre del G 20, uno de los foros de mayor relevancia a nivel mundial. Deliberaron allí, sobre el futuro de la política, la economía y los grandes desafíos globales, apuntando a la cooperación económica, financiera y política entre los países participantes.

El abordaje de la agenda de debate por parte de los líderes mundiales, se constituyó como la tarea central que cohesionó al grupo durante el encuentro y se firmaron acuerdos que se instituyeron como proyectos comunes. Entre las temáticas abordadas, estuvieron el cambio ambiental y la equidad de género. Este último aspecto, en línea a las nuevas demandas sociales cada vez más pujantes y concretas sobre el rol que desempeñamos las mujeres en la estructura social. En palabras del Presidente Mauricio Macri al cerrar la cumbre del G 20: “El empoderamiento de las mujeres se ha transformado en un acto central, no solo como un acto de justicia, sino como una gran oportunidad de desarrollo”. 


Ahora bien ¿Que reflexiones surgen al observar la foto oficial de la cumbre de líderes? ¿Qué denuncia aquello que parece una simple postal?

 

A partir de la foto oficial del foro de intercambio, queda en evidencia que aunque el 49% de la fuerza laboral seamos las mujeres, no estamos incorporadas equitativamente a los espacios de toma de decisiones. De hecho, de ese 49%, solo el 20% accede a cargos Directivos en el mundo y el porcentaje desciende al 10% en Latinoamérica, datos que quedan expuestos claramente en la postal exhibida.


La cumbre reflejó que si bien las mujeres estamos colonizando nuevos espacios y abriéndonos nuevos caminos al compás de los varones,
el modelo machista sigue siendo el hegemónico: son los varones los que tienen más posibilidades de llegar a la cima y desde allí tomar decisiones que nos atañen a todos los que quedamos en la base. Al pie, también quedaron mujeres con amplias posibilidades de hacer cumbre, de transitar laderas con proyectos innovadores y orgánicos, pero la cima sigue siendo un espacio vedado explícita o tácitamente, aunque estemos en períodos de transición.

Esto puede ser explicado desde la metáfora [nacida en el campo Sociológico] que expresa el concepto “Techo de cristal”, entendido como el conjunto de barreras invisibles que impiden el ascenso piramidal a las mujeres, en sus carreras profesionales. Esto supone ciertos topes más o menos velados que dejan en evidencia que el rol de la mujer aún sigue siendo desjerarquizado y que si bien existen movimientos instituyentes, en algunas órbitas se sigue cristalizando ese límite, como una barrera difícil de franquear.


Profundizando el planteo, no se trata únicamente de que más mujeres participen de los espacios de toma de decisiones como la cumbre del G 20, sino también de apostar a la materialización de aquello que en principio, aparece como declarativo: ¿Que implica en concreto el empoderamiento de la mujer al que se refirió el Presidente? ¿Cómo dialoga esta expresión con las políticas públicas? ¿Qué cambia en la vida cotidiana de las mujeres a partir de este foro? Recordemos que si los acuerdos realizados no se transforman en políticas públicas concretas, constituyen únicamente una expresión de deseo.

Por otro lado, no se puede desestimar el tratamiento que los medios de comunicación le han dado a la cumbre del G 20, en términos del lugar en que se posicionó el debate público en relación a las primeras damas. Encontramos numerosas notas tituladas: “El poder y la moda”, “Look de la exquisita visita de mujeres líderes”, “Cumbre de estilos”, “Las acompañantes del G 20”. Esto marca que la cumbre del G 20 se escribió con G de género.

Aparece aquí una enorme contradicción, una tensión preocupante: por un lado se habla de favorecer el empoderamiento de la mujer y por otro, proliferan múltiples notas periodísticas, centradas únicamente en la moda lucida por estas mujeres que son influyentes y potentes debido a propia trayectoria profesional, más allá de su lugar de “acompañantes”, tal como se las denominado desde la opinión pública. Este último aspecto se omitió y/o se pasó a segundo plano para centrar el debate público en la moda. Esto no solo banaliza la discusión, sino que refuerza los estereotipos instituidos, en cuanto al rol de la mujer, al rol del varón ocupado en la esfera pública y al modelo de pareja hegemónico que la cultura machista ha instalado, un modelo en el que el poder, lo tiene el varón. Las mujeres, acompañamos.

 

Uno de los emergentes del G 20 entonces, la inequidad. Esto resulta una expresión más de la histórica demora de las mujeres para acceder a espacios y órbitas de toma de decisión y quedó expresado no solo en la postal oficial en la que los varones tuvieron el 95% de mayoría en la Cumbre (el 5% estuvo representado por Angela Merkel, Theresa May y Christine Lagarde) sino también por dos hechos fácticos en los que el azar se encargó de expresar [hasta con ribetes humorísticos] a través de metáforas, la postergación de las mujeres:

  • El primer suceso [que puede considerarse como emergente de apertura] fue la llegada demorada de Gabriela Michetti a la recepción del Presidente de Francia, Emmanuel Macron, cuando arribó a nuestro país.

  • Angela Merkel, Canciller Alemana, tuvo que postergar su llegada al país, por un desperfecto en el vuelo que iba a trasladarla.

El emergente para interpretar entonces: la demora y la postergación de las mujeres, para llegar. Esto puede tomarse como una metáfora sin desperdicios que aplica para otros espacios que trascienden el G 20, puesto que a las mujeres nos cuesta más llegar a la cima porque el modelo culturalmente machista, nos ha enseñado que nuestro lugar, es la base.

Por : Aldana Neme
*Licenciada y profesora en Psicología Social. Especialista en Educación
aldananeme1@gmail.com

2018-12-05T16:09:27+00:00 Notas de actualidad|