Institución Educativa de Nivel superior - DGEGP A-1389|info@psicologiasocial.com.ar

Acoso en el ámbito escolar

///Acoso en el ámbito escolar

Por la Dra. Gladys Adamson

Los episodios de violencia en las escuelas y colegios secundarios ocupan periódicamente grandes titulares en los diarios impresos e infinitas repeticiones en los Canales de televisión de mayor audiencia. Queda así favorecida la estigmatización de los jóvenes, como si, el acoso, la violencia fuera exclusivo patrimonio de esa franja etaria.

Desde la Psicología Social de E. Pichon Rivière aquello que sucede en un ámbito microsocial es emergente y portavoz de una situación o problemáticamayor que es social. En rigor todos los ámbitos (individual, grupal, institucional, comunitario, social) están imbricados y en relación de interdependencia. Cualquier fenómeno social debe ser analizado teniendo en cuenta la complejidad de incidencias provenientes de todos estos campos.

Quisiera tomar una experiencia concreta para abordar la posibilidad de prevención del acoso. Poder aportar en la detección de indicadores del inicio de una problemática de acoso e intervenir de tal manera que no se llegue a la última etapa de esta dialéctica que es el episodio de violencia física.

La situación de desarrolla en una Jornada de Capacitación con docentes de educación inicial en el CIE de Zona Norte en junio de 2013.

Invito a las docentes a conformar grupos de 5 o 6 personas y pensar en una problemática de convivencia en el ámbito escolar, que posteriormente representarán. Tienen 15 minutos para organizar y consensuar la escena.

Un grupo de cinco maestras pasan al frente y escenifican la siguiente situación: varias niñas vuelven del recreo al aula y entre ellas un grupito que ingresa llorando. Ante la pregunta de la docente explicitan que en el recreo se pelearon, porque no son “de la banda”. La maestra pide más explicaciones y se da el siguiente dialogo entre dos subgrupos de chicas:

-Subgrupo 1: Nosotras las dejamos jugar… pero somos “las princesas”

– Subgrupo 2: Y nosotras qué somos?…”brujas”?

– Subgrupo 1: (las “princesas” se encojen de hombros”)

-Docente: ¿porque ellasson brujas?

-Subgrupo 1: Nosotras no dejamos que haya más “princesas”.

-Subgrupo 2: Ellas son una banda.

Se pide a las docentes que representaron la situaciónque le otorguen un título a la escena y la llaman: “La Banda de las Princesas”.

Luego de compartir cinco escenas con distintas problemáticas de convivencia en la escuela solicito que los subgrupos de docentes se reúnan nuevamente y creen una escena alternativa o que implique una salida frente a lasituación de conflicto que escenificaron previamente:

Escena alternativa: las niñas vuelven del recreo peleándose porque todas quieren ser princesas. La docente les propone escribir un cuento donde haya princesas y brujas.

Cuando se pide que le otorguen un título a la escena la llaman: “En los zapatos del otro”.

Esta secuencia de escenas donde se manifiesta una problemática y otra donde se pone en juego un recurso docente para abordarla hay en germen (de manera no explícita) un formidable dispositivo de prevención de acoso escolar. ¿Cuáles son los recursos docentes puestos en juego en esta situación particular?1º) se recurre a una expresión y elaboración simbólica del conflicto. 2º) se lo retira de la escena real para desplazarlo hacia un escenario simbólico donde no están ya las compañeritas del aula sino que hay personajes de fantasías que interactúan. Trasladar una situación de su carácter real-físico-concreto a un escenario simbólico donde pueda ser abordado-elaborado a través de la palabra siempre es un muy buen recurso.

Lo que desde la perspectiva psicosocial aconsejaríamos seria avanzar un paso más y una vez escrito el cuento pedirles que representen esos personajes, recreándolos pero solicitando que al momento de encarnar los personajes haya una “inversión de roles”. Por ejemplo que las que son “princesas” en la vida real hagan de “brujas” y viceversa. Es indispensable luego reflexionar que les pasó en todo este proceso y valorar todo cambio que se puedo haber producido como corrimiento de los roles previos.

Otro recurso posible sería que todas escriban alguna situación o experiencia donde se hubieran sentido excluido/as de un grupo (de la familia, del equipo de deportes, en una obra de teatro o lo que fuere, exclusión por problemática de genero etc.)y luego reflexionar sobre esta situación.

Es importante que la o el docente fundamentalmente escuche y valore cualquier cambio o flexibilización de las posiciones anteriores y no dejarse llevar por señalar esa experiencia como aleccionadora.

2018-09-11T14:19:03+00:00 Gladys Adamson|