Se asume en algunas esferas del campo intelectual que la investigación llevada a cabo en el ámbito de las ciencias sociales, es menos científica que aquella generada por las “ciencias duras”. Este prejuicio, muy relativizado hoy en día, postula que los cientístas sociales no trabajan sobre lo empírico y comprobable sino que sus objetos de estudios son inestables, subjetivos y poco universables. Si bien es innegable que estos científicos trabajan con sujetos entramados, en interacción constante etc. esto no implica de ninguna manera que los Psicólogos Sociales no tengan una sólida formación teórica, metodológica y técnica para comprender y modificar esta realidad microsocial.
Esta disciplina, que está tomando un espacio cada vez más fundamental en nuestra sociedad, entiende que es necesario intervenir activamente y colaborar con conjuntos humanos promoviendo el desarrollo y la puesta en práctica de la capacidad de protagonismo y transformación de la realidad de grupos, organizaciones y comunidades.

En la Escuela de Psicología Social del Sur se considera crucial la intervención en la especificidad de su campo de trabajo. Sin participación, no es posible ningún tipo de conocimiento acabado sobre la problemática psicosocial y social. ¿Se interviene de cualquier forma, en cualquier momento, como se presenta la situación? Por supuesto que no. Implicaría avalar una improvisación. Existe toda una metodología especifica para la intervención psicosocial para la cual remitimos a la lectura de los libros Metodología de la intervención en sus Tomos I, II y III de Luís Gui y Marisa Pavón de Editorial Labriego. ‘

Acceder al conocimiento metodológico y técnico de nuestra disciplina es el objetivo del tercer y ultimo año de nuestra Carrera. Los fundamentos teóricos, la metodología, las técnicas imprescindibles y la misma intervención, están sostenidas por docentes que brindan la información y una supervisión semanal para lograr comprender y operar con las personas insertas en el espacio microsocial elegido.
¿Cómo se adecua nuestro programa de estudios a esta concepción?
Durante los dos primeros años de cursada les aportamos a nuestros alumnos herramientas conceptuales, teóricas, metodológicas y prácticas técnicas necesarias para el ejercicio del futuro rol profesional. Durante el tercer y último año, deben formar equipos de tres o cuatro personas con quienes elaborarán un proyecto puntual de intervención que se lleva a cabo a lo largo de gran parte del año. Los alumnos están semanalmente supervisados por docentes de la escuela, a quien reportan regularmente las dificultades y avances encontrados en el grupo que se interviene.

En los años que llevamos en la enseñanza, nuestros alumnos han contribuido a la construcción de numerosas y valiosas intervenciones. Como la carrera puede ser cursada tanto presencialmente como a distancia, sólo en el transcurso del 2010 se han producido más de 80 intervenciones en todo el país. Más allá de la enorme riqueza y experiencia que le aporta al investigador este trabajo, la intervención es un modo efectivo de producir modificaciones y mejoramientos en espacios y situaciones con necesidades o en conflicto. Por eso, no sólo implica una ampliación del conocimiento teórico sino que, en la práctica se está incidiendo cualitativamente en todo tipo de tramas vinculares: con niños, mujeres, cooperadoras, asociaciones civiles de comunidades, jóvenes en el deporte etc. lo que implica estar incidiendo en el campo social. A esos cambios sociales apuntamos y por eso la intervención se vuelve el punto culminante de esta disciplina.

Haga click aqui para ver las practicas de campo (intervenciones)